Viajando con: Somos | Colaboraciones | Publicidad | Contacto | Opinión | Facebook

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Hotelito

El primer hotel agro-chic de España se llama El Hotelito y está en Navaluenga, en la provincia de Ávila. Se trata de una concepción innovadora del alojamiento. Efectivamente cuando uno piensa en agro, lo que le viene a uno a la cabeza es la Naturaleza en su estado más puro. Y así es porque es lo más parecido a una casa privada, pero con todas las ventajas de un hotel.

Es un hotel agro por muchas y buenas razones. Uno puede llevarse a la mascota sin más contemplaciones. A una mascota convenientemente educada, eso se sobreentiende. Se pueden dar paseos a caballo bajo la luna, o a la solana, como cada uno prefiera y siempre que el caballo esté de acuerdo, claro. La comida viene del huerto o del corral y que se prepara en el momento, es la auténtica comida de la abuela con los mejores ingredientes, pero también con las mejores recetas, algunas de ellas fruto de la imaginación del momento. En cualquier caso, el resultado siempre es delicioso, personalmente recomiendo preguntar por la “tarta de la abuela”, más conocida como Bedstemor. Eso hay que probarlo.

Más aún, en los alrededores hay una bodeguita de vino autóctono para los aficionados, con vinito hecho casi a mano y con amor, además se puede uno ir a pasear por el monte, a dar una vuelta de bici, a bañar al río, y lo mejo de todo, es un lugar en el que reina el silencio y que huele a lavanda, a madera y a cuero.

Aunque tampoco podemos olvidar lo que significa Chic. Porque en el El Hotelito todo, todo, es de primera calidad, todo está perfectamente ordenador y ocupando un lugar que lo haga bonito y útil. Hay un jacuzzi en varias habitaciones y una terraza individual del mismo tamaño que la habitación, una deliciosa biblioteca viva, es decir, donde todo tiene lugar y está ahí para todos. En El Hotelito se hablan idiomas y eso facilita mucho las cosas a los que vienen de fuera, se ofrecen cursos temáticos y su nivel culinario es muy, muy alto… en fin, chic es algo que se entiende al primer vistazo que se le da al hotel, porque es una construcción moderna y ergonómica en pleno monte. Elegante e informal a un tiempo.

En entorno es absolutamente bucólico, a unos 100 kilómetros de Madrid y 40 de Ávila. Rodeado de Naturaleza por todas partes, el río Alberche, que en verano se transforma en una improvisada playa muy popular y a pocos metros el embalse de Burguillo, donde se pueden practicar un sinfín de deportes acuáticos. El senderismo, las excursiones… aunque la oferta de ocio, en El Hotelito se multiplica ya que cuentan con cursos temáticos, talleres, tienen clases para aprender a montar a caballo y después paseos a caballo bajo la luz de la luna, excursiones a los puntos cercanos de interés, desde el propio municipio hasta Ávila o San Lorenzo de El Escorial. Paintball, excursiones en bici, el parque de adrenalina o simplemente tumbarse a tomar el sol o a ver estrellas. Porque al fin y al cabo, cuando uno sale de vacaciones o hace una escapada, lo que busca es romper con la rutina, pasarlo bien y, sobre todo, descansar. Pues este es el lugar perfecto para eso.

El Hotelito

En buena cama

 

Preguntas Frecuentes

 

 

© 2010 Viajandocon.com

 

Aviso Legal

Política de privacidad

 

.....................................................................................................................................................................................................................................

.....................................................................................................................................................................................................................................

Webs amigas