Los Alpes franceses para los niños

 

 

Lo mejor y lo más cómodo es llegar en avión. Hay vuelos directos a París, Ginebra o Lyon y desde numerosas capitales europeas, así como conexiones invernales con Chambéry y Grenoble. El Aeropuerto de Lýon Saint-Exupéry cuenta con 30 países y casi 100 destinos en vuelos directos y está a una hora de vuelo desde París-Charles de Gaulle.

Mientras que el Aeropuerto Internacional de Ginebra, que está a sólo 2 horas de Lyon, conecta 104 destinos con vuelos directos, 80 de ellos en Europa y 24 en los demás continentes. Por su parte, el aeropuerto de Chambéry/Aix de Bains, sólo ofrece conexiones de temporada, entre diciembre y abril desde Dinamarca, Gran Bretaña, Noruega a Suecia.

 

 

 

 

También se puede viajar en tren. Desde Bruselas y Londres. Hay 2 horas y cuarto hasta París y 5 horas de Lyon a Londres, pasando por Lille. Pero hay correspondencia con más de 100 destinos en toda Europa. Entre Lyon y Ginebra hay casi dos horas de camino.

Por último, si alguien quiere viajar por carretera, desde cualquier capital europea se puede llegar fácilmente, gracias a la excelente red de autopistas francesas. Des Lyon a Grenoble hay 129km.; de Lyon a Annecy, 163km.; de Lyn a Valence, 105km.; y de Lyon a Ginebra, 152km.

 

DATOS DE INTERÉS

 

Texto: PALOMA GIL

Fotos: ALBERTO PERAL y ONT FRANCIA

Otros links

www.revista80dias.es