El Lot, para toda la familia

 

 

El Lot es una comarca, o mejor, un departamento como se dice en francés, situado al sur del país, justo sobre los Pirineos, en la frontera con España. Es uno de esos pocos lugares que se conservan casi inmutables por el paso del tiempo. ¿Quién no se ha sentido alguna vez un personaje literario? “El nombre de la rosa” o “Los Pilares de la Tierra” nos transportan a escenarios legendarios  de naturaleza, de construcciones de piedra, donde resuenan cascos de caballos y huele a un fresco día de mercado.

En el sur de Francia se están recuperando pueblos medievales, con calles empedradas y casas con fachadas de adobe y madera, donde las iglesias románicas y góticas no se sienten extrañas. Son lugares en los que no echas en falta ningún lujo, pero no hay ni rastro del siglo XX, es decir, los coches se

 

 

aparcan a la entrada del pueblo, las antenas de televisión se camuflan, los cables eléctricos están escondidos y hasta los carteles son de madera. El panorama es absolutamente de cuento y el encanto es tan grande que a todo el mundo le encanta, por esa razón es un lugar perfecto para viajar con toda la familia.

En la comarca del Lot hay suficiente diversión para todo el mundo, los más pequeños pueden correr a sus anchas sin peligro, prácticamente no hay tráfico rodado y sí hay amplios espacios por los que pueden corretear y divertirse. El paisaje les hará sentirse parte de un cuento de hadas. Mientras que los adultos podrán disfrutar de cierta libertad, al tiempo que se relajan haciendo un imaginario viaje al pasado.

Para los más atrevidos hay numerosas actividades al aire libre, deportes de riesgo o simplemente caminatas en plena naturaleza. Para los que persiguen la cultura, el arte es algo que se respira a cada paso en Lot, porque su patrimonio cultural es inmenso. Para los más exigentes, la gastronomía es una absoluta delicia, pato, cordero, foie gras, una inagotable variedad de quesos, los postres más dulces y refinados del mundo y, por supuesto, el vino y los licores, que merecen un capítulo aparte.

No dudes reservar tus vacaciones con antelación, para disfrutar de unos días en familia que no olvidarás nunca.

DATOS DE INTERÉS

 

Texto: PALOMA GIL

Fotos: ALBERTO PERAL

Otros links

www.revista80dias.es