Conocer Madrid en moto

 

 

Las posibilidades son infinitas: la Iglesia de Santa María del Castillo en Canencia, y sus puentes medievales; la Plaza del Álamo, en Miraflores; la Lagunas de Peñalara; el Palacio de Riofrío, el casco histórico de Navacerrada (sobre todo a la hora del aperitivo); el Pantano de San Juan, y por supuesto, San Lorenzo: la casita del Príncipe, el coliseo Carlos III, la Silla de Felipe II, etc.

LA GRANJA DE SAN ILDEFONSO

Con un palacio fundado en por Enrique IV de Castilla en el s. XV, el municipio tuvo un gran apogeo con Felipe II, que integró la residencia dentro del conjunto de residencias palaciegas. El actual Palacio data del

 

 

 

 

s. XVIII, la construcción ordenada por Felipe V. Al principio se trató de un pequeño palacio con grandes jardines, pero el programa se fue ampliando hasta constituirse en un "pequeño Versalles". Las posibilidades de visitar lugares son enormes: el Palacio Real de La Granja , las Ruinas del palacio de Valsaín , la Antigua Real Fábrica de Cristales , la Casa de Infantes (Parador Nacional de Turismo), la Casa de Rentas, la Casa de los Canónigos, las Antiguas Caballerizas Reales, el Cuartel de Guardias de Corps, etc.

EL MONASTERIO DE SANTA MARÍA DEL PAULAR

Ordenada su construcción por Enrique II de Castilla en 1.390, tiene una asombrosa historia, demasiado a menudo desconocida: desamortizaciones, de su batán salió el papel para la primera edición de El Quijote, fue centro cultural en la época de la Institución de Libre Enseñanza, y allí se alojaron ilustres como Ramón Menéndez Pidal o Enrique de Mesa. Su construcción se prolongó durante siglos, en los que participaron desde Rodrigo Alfonso, que también participó en la catedral de Toledo, hasta Juan y Rodrigo Hontañón. Merece la pena ver el retablo de alabastro policromado y la capilla del Sagrario.

MONASTERIO DE SAN LORENZO DE EL ESCORIAL

Comenzada a construir en el s. XVI, la octava maravilla del mundo es un edificio críptico que ha dado pie a las más variadas interpretaciones esotéricas y artísticas. Mole pétrea de proporciones hercúleas, merece una visita no sólo en este viaje, sino cada vez que pasemos lo suficientemente cerca y el tiempo lo permita.

DATOS DE INTERÉS

 

Texto y fotos: ALBERTO PERAL

Otros links

www.revista80dias.es