Kenia, un safari con los amigos

 

 

Kenia es el escenario de las Memorias de África, es el diamante de la costa este de África, está atravesada por la línea del ecuador dividiendo el país en dos mitades y condensa en un territorio pequeño, toda la esencia del continente. Elefantes, cebras, hipopótamos, rinocerontes, leones y una naturaleza tan exuberante que se desborda, capaz de superar las expectativas de cualquiera.

No es un lugar para aquellos que buscan comodidades, es para los aventureros de corazón, para los que quieren conocer de primera mano la auténtica esencia de la naturaleza en estado puro. Para los que quieren correr riesgos controlados y disfrutar de un lugar donde el reloj no tiene cabida, porque el tiempo transcurre a su propio ritmo. La riqueza keniata en cuanto a

 

 

 

 

 

 

diversidad de hábitats naturales se debe a más de cincuenta parques y reservas nacionales protegidos, así como a numerosos espacios de conservación privada, así pues, excepto los grandes primates, en Kenia se pueden encontrar muchos de los animales característicos del continente, además es el mejor destino africano en cuando a observación de aves se refiere.

Su diversidad étnica es fruto de una larga Historia de migraciones, asentamientos y fusiones de diversas culturas, desde el primer hombre que puso su pie sobre la tierra, hasta los colonos británicos, pasando por los persas, árabes e indios que actualmente conforman la cultura swahili.

Kenia es un viaje perfecto para disfrutar en compañía de nuestros mejores amigos. Ya sea, haciendo un safari, recorriendo las calles de las ciudades en busca de las mejores tiendas o paseando entre los nativos para conocer los secretos de las tribus autóctonas.

DATOS DE INTERÉS

 

Texto y fotos: PALOMA GIL

Otros links

www.revista80dias.es